Andalucía, la región de los jazmines y las casas blancas.

- Por alma de viaje

Tiene pueblos y ciudades con tanto encanto que cuesta elegir una. Un tinto al atardecer, playas extensas y balcones con malvones. Magia andaluza.

Andalucía tiene ambiente, música en el aire, olor a jazmines, la frescura del agua y los patios. Tiene pueblos y ciudades con tanto encanto que cuesta elegir una entre muchas. Las ciudades imperdibles:

 

Sevilla 
Todavía soy capaz de sentir el olor de los jazmines en el aire. Sevilla está inundada de su perfume. Puedo recordar el fresco de la sombra en los Jardines del Alcazar, una calurosa tarde de verano andaluz. Las calles laberínticas de la judería, el encanto y el ambiente. Porque Sevilla tiene uno de los mejores ambientes de España (por no decir el mejor).

Qué ver:
1- La Catedral de Sevilla: el templo gótico más grande del mundo, impacta. Empezó como mezquita y luego fue convertida en iglesia católica. El exterior impresiona, pero el interior creo que lo supera. No dejar de visitarla y recorrer el Patio de los Naranjos.
2- La Giralda: el que fue el minarete de la mezquita convertido en campanario de la catedral. Subir por sus rampas y escaleras es un esfuerzo que vale la pena por la vista impresionante.
3- Real Alcazar de Sevilla: palacio espectacular amurallado construido por los árabes unido a jardines llenos de historia, naranjos, fuentes y palmeras. Es impresionante e imperdible.
4- La Plaza de España: son 50km2, sus azulejos, galerías porticadas y su impresionante fachada la convierten en una de las plazas más espectaculares que conocemos. Allí mismo el Parque María Luisa, el pulmón verde de la ciudad.
5- Barrio de Triana: cruzando el Guadalquivir, este barrio lleno de encanto y su impronta única es cuna de los artistas más reconocidos del flamenco, mercados, artesanías y música.
6- Mirador de las Setas: es la estructura de madera más grande del mundo, moderna y con vistas únicas.
7- Barrio de Santa Cruz: la judería es la joya sevillana, el barrio más encantador de la ciudad. Plazas, patios andaluces, flores, ambiente.
8- Plaza de Toros: visitarla y recorrer su historia vale la pena. Las vistas de la plaza y tras bastidores son únicas.
Sevilla, sus mesas, restaurantes y bares están a la altura del impacto que produce la ciudad entera.    

 

Ronda, una de las ciudades mas lindas de España
Hay sitios que nos calan hondo con solo llegar. Se conjugan todas las variables para que lo hagan diferenciarse de entre muchos, aún siendo todos grandiosos y espectaculares. Ronda nos recibió con una calurosa tarde de verano. La hora de la siesta respetada, esa que nos dejó el sonido de nuestros propios pasos, el fresco a la sombra de una plaza, mientras sonaba un violín solitario tocado casi para nosotros y unos tintos de verano que me transportan hasta allí ahora mismo.
Ronda es espectacular. Una de las ciudades más antiguas de España, dividida en dos por el “tajo” de Ronda y unida por el imponente “Puente Nuevo”.
Qué ver:
1- El Puente Nuevo : las mejores vistas panorámicas del puente se tienen desde el Parador de Ronda (ubicación inmejorable) o desde el sendero panorámico que baja detrás de la Plaza de María Auxiliadora (con cierta dificultad) y llega hasta el río permitiendo una imagen espectacular.
2- Murallas de Ronda y sus puertas islámicas: funcionaban en la época de la antigua Medina musulmana.
3- Baños Árabes: son los mejores conservados de Europa y resultan imperdibles!
4- Puente Viejo: la antigua conexión construida por los árabes, antes de la existencia del espectacular Puente Nuevo. Se sube detrás de los Baños árabes y hay unas vistas increíbles!
5- Jardines del Rey Moro: hay que bajar y esto supone un esfuerzo (y necesidad de contar con buen estado físico para subir luego los 200 escalones), pero vale la pena por las minas secretas de agua que se encuentran allí. Vistas espectaculares desde el interior.
6- Parque de la Alameda del Tajo: imperdible recorrido con vistas y aire refrescante.
7- Perderse por las calles de esta ciudad es el mejor plan, te lo aseguro. La plaza del ayuntamiento, las calles, las terrazas y el ambiente. La iluminación del puente por la noche, desde la terraza del Parador de Ronda, es genial.

Marbella, el pueblo andaluz más lujoso
Llegar a Marbella fue una sorpresa, anticipo, de las buenas. Reconozco algo de prejuicio y mucho desconocimiento sobre esta ciudad que nos supo conquistar. Encontrar ese mix maravilloso entre un pueblo blanco andaluz, como tantos de los otros que estuvimos viendo en aquellos días, ensamblado con una palpable cuota de lujo y glamour fue mágico. Esa sinergia logra una ciudad llena (llenísima) de encanto.
Qué ver:
1- El Casco Histórico es una joya que muchos imperdonablemente pasan por alto. No te lo pierdas! Su laberinto de calles angostas y adoquinadas, rebosantes de geranios en flor, sus fachadas blancas, su estética, son espectaculares.
2- La Plaza de los Naranjos es divina! El Ayuntamiento, la Ermita de Santiago y la Casa del Corregidor. La calle Ancha, otro imperdible. Las terrazas para sentarte y disfrutar como local.
3- El Paseo Marítimo de la costa marbellí tiene 6 km que acompañan vistas espectaculares, playas urbanas, terrazas, ambiente y atardeceres de locos!!!
4- El Parque de la Alameda y su fuente azulejada es un imperdible.
5- La Av. del Mar (entre La Alameda y el Paseo Marítimo): no perderse las esculturas que algunos adjudican a Dalí y otros dicen que son imitaciones.
6- ¿Buscás playas? Acá son amplias y de arenas doradas. Las de Artola en Cabopino son muy recomendadas, la Elviria y la top Bounty Beach (con los mejores clubes de playa).
7- Visitar la Alacazaba y sus murallas del antiguo califato.
8- Visitar Puerto Banus: es el puerto deportivo más lujoso de España. La exhibición de los yates de lujo, autos deportivos y tiendas de marcas premiun combina con un lugar de calles encantadoras y terrazas cuidadas. Playas cercanas y vistas alucinantes.
 

Granada, 10 recomendaciones 
Imposible pensar en un recorrido por Andalucía sin Granada presente. Una de las ciudades más lindas de España, con un conjunto monumental, impactante e incomparable. Granada es, además de historia y belleza, una ciudad llena de buen ambiente.
Qué ver:
1- Visitar La Alhambra es mandatorio. Desde lo alto de una colina y con la Sierra Nevada de marco, impacta desde lejos. Desde cerca, te deja sin palabras justas. La Alhambra te toma medio día, se visitan los palacios, jardines y la fortaleza. Todo es espectacular. Los jardines del Generalife y los Palacios Nazaríes son majestuosos. TIP: las entradas debes sacarlas online anticipadamente y reservar la “completa”. Prestá atención que algunas zonas limitan la capacidad de gente y asignan horarios.
2- Bajar caminando desde La Alhambra por la cuesta empinada y empedrada junto al río. Llegas hasta la “Plaza Nueva”, la más antigua de la ciudad. Acá hay excelentes restaurantes.
3- Recorrer el barrio más antiguo y encantador: El Albaicín. La calle Carrera del Daro se lleva el galardón de la más linda de la ciudad. Allí están los antiguos baños árabes Bañuelo. El Mirador de Carvajales y Casa Chapiz (en la parte más alta del barrio) son imperdibles. Vistazas.
4- Pasar un atardecer mirando la silueta de La Alhambra y la Sierra Nevada, desde el Mirador San Nicolás, es un clásico. Si querés algo menos concurrido: buscá el Mirador San Miguel.
5- Visitar la Catedral de la ciudad.
6-Visitar el Palacio de la Madraza, una mini Alhambra en plena ciudad.
7- Caminar por el barrio Realejo, la antigua judería de Granada. No perderse la Plaza Isabel la Católica, ver el Cristo de los Favores y no dejar de ir a el Palacio Carmen de los Mártires con vistas ideales a la Plaza del Campo de Príncipe.
8- Pasear por la Alcaicería, el antiguo zoco árabe. Una mini Marrakech.
9- Explorar el barrio gitano de Sacramonte. Un atardecer subiendo a la Ermita San Miguel con sus vistas y, por la noche, en sus cuevas, un espectáculo de flamenco inolvidable! La Cueva de los Tarantos, muy recomendada.
10- Tapear a lo loco!!! En Granada con cada cerveza o copa vienen tapas.

 

Córdoba, mi ciudad andaluza preferida
En Córdoba se entremezclan culturas y religiones, desde sus inicios hasta hoy. Cristianos, judíos y musulmanes dejaron su impronta y legados en esta ciudad de escala perfecta para visitar y disfrutar.
El salmorejo cordobés, unas sevillanas improvisadas y la floración de los Patios de Córdoba, en plena primavera, invitan y no defraudan. Perderse por las calles de la judería y recorrer toda esta ciudad tan especial, es uno de los mejores recuerdos de nuestro paso por Andalucía. Tiempo después volví con mi amiga Cris y la misma ciudad, la misma emoción.
Qué ver:
1- Mezquita de Córdoba: las dos veces que la visité me embargó la misma emoción, algo te sacude en su interior. La frescura y la paz en medio del calor andaluz, en pleno verano, te invitan a relajarte. Su construcción, arte y estilo son imperdibles.
2- Alcázar de los Reyes: espectacular edificación con sus jardines y estilo. Visitarlo vale la pena!
3- Puente Romano: planazo para el atardecer! 16 arcos y esculturas. En la entrada suenan siempre los violines.
4- Judería: un laberinto de callejuelas, patios, talleres artesanales y flores. Lo más lindo de la ciudad para dejarse llevar por el instinto.
5- Patios de Córdoba: cada primavera (primera quincena de mayo) se abren 60 patios privados y es un espectáculo de flores coloridas que contrastan con el blanco de sus paredes y los azulejos de la zona.
6- Palacio de Viana: imperdible palacio rodeado de 12 patios y jardines, instalado en pleno barrio de Santa María.
7- Plaza de la Corredera: plaza mayor de la ciudad, llena de terrazas, arcos y ambiente.
8- Cristo de los Faroles: escultura imperdible en la Plaza de los Capuchinos.
9- La Medina Azahara: a ocho kilómetros de la ciudad se encuentran estas espectaculares ruinas de la antigua medina.