Cataratas del Iguazú: Algunos tips para aprovechar al máximo esta maravilla de la naturaleza única en el mundo. 
- Por @julietad.ph

Barcelona me invita cada vez que llego a quedarme. Las montañas me guiñan un ojo y las playas del norte y del sur, el otro.

Día 1. Bien temprano nos levantamos con muchas ganas de conocer este espectáculo de la naturaleza y nos fuimos a pasar el día al Parque Nacional.

Comenzamos con el circuito inferior (1.700m) cuyas vistas son, en mi opinión, mucho mejores que las del circuito superior (1.750m). 

#dato Justo nos tocó una época de sequías, así que la vista es aún mejor que las que vimos nosotros. 

Volvimos a la parte central del parque para comer algo y esperar al próximo tren que te lleva hasta la Garganta del diablo. Dura 20 minutos aproximadamente y sale cada 30’. 

La Garganta del diablo es imponente. Tremenda es la fuerza con la que cae el agua, es una experiencia increíble. ¡Todos deberían conocerla alguna vez en la vida! (Eso si, vení preparado para mojarte)

 

Día 2. Desayunamos temprano, y nos fuimos a Guira Oga, un refugio de animales rescatados luego de ser maltratados, atropellados, víctimas de tráfico, etc.

Almorzamos por el centro de Iguazú y, a tarde, nos fuimos caminando hasta el duty free shop que queda al lado de la frontera con Brasil. Hay que cruzar y hacer mini migraciones. En mi opinión, es mejor cruzar caminando ya que pueden tocarte colas muy largas. El duty free shop es enorme, del tamaño de un shopping. 100% recomendado. 

 

Día 3. Desde temprano estuve atenta a las actualizaciones de Iguazú jungle, empresa que hace la excursión “gran aventura”, la que te metes debajo de la catarata. Son los únicos que la hacen y te recomiendo sacarla en el día, no comprarla anticipada en ninguna agencia porque depende mucho del río. Si el río está muy bajo, impide que las lanchas puedan pasar sin tocar las piedras. Nosotros optamos por hacer el paseo alternativo que te lleva por el río Iguazú, pero no se acercan ni te dejan ver las cataratas. ¡La experiencia estuvo buenísima igual! Nos pudimos meter en una playita del Río Iguazú. Después volvimos a visitar la garganta del diablo que nos contaron que los días nublados se veía mejor. ¡Y menos mal que lo hicimos!

A la noche visitamos el ice bar de Iguazú. Es un bar que se encuentra a -10 grados, te dan vasos de hielo para tomarte unas cervezas o el trago que quieras porque por 30 minutos tienes barra libre. Tremenda la diferencia de temperatura entre los -10 grados del bar con el calor húmedo de Iguazú. 

 

Día 4. Último día en Cataratas y finalmente  pudimos sacar la excursión gran aventura gracias a las tremendas lluvias del día anterior. ¡Es algo inexplicable! Sí o sí tienen que hacerla si van.