DIEGO LATORRE

DE JUGADOR PROFESIONAL A UNO DE LOS MEJORES ANALISTAS DEPORTIVOS

Gran jugador de fútbol y ahora exitoso comentarista deportivo, con una impronta propia. Diego Latorre dialogó con Haras del Pilar Magazine sobre su carrera, el fútbol intercountry que lo vio nacer y los jugadores y entrenadores que lo marcaron

 

>> FUISTE EL PRINCIPAL JUGADOR ARGENTINO QUE VINO DE UN COUNTRY. CONTANOS SOBRE TUS ORÍGENES.

Diego Latorre: Si, efectivamente. Yo crecí en Mapuche, mis viejos compraron un terreno en el año 77 porque querían tener una casita de finde semana para descansar. En ese momento, Mapuche no era un country, era una especie de club abierto, había vacas y demás. Después al año, lo cercaron y finalmente mis viejos construyeron una casa porque en realidad compraron un terreno y era un quincho de paja, con panales de abeja y con un estanque que tenía balas, porque era el refugio de unos prisioneros en la época de la dictadura. Habían tenido escondido a alguien ahí y se habían cruzado con la policía. En ese estanque habían 6 balas me acuerdo. Bueno, una anécdota curiosa, pintoresca de ese momento. 

Eso fue en el año 77, yo iba los fines de semana y ahí me descubrieron. Yo ya había jugado en Ferro anteriormente, había dejado porque tenía problemas en el colegio, había bajado algunas calificaciones y mis viejos siempre fueron muy rigurosos con el estudio y me hicieron abandonar Ferro. Pero después, a través de Mario Zanabria, me descubrieron en Mapuche y pude ir a jugar a Boca los fines de semana y después hice todo el recorrido hasta llegar a primera.

 

>> ¿TENES ALGÚN TIPO DE ALIMENTACIÓN ESPECÍFICA?

Diego Latorre: Con respecto a la alimentación, más o menos sé que es lo que me hace bien, obviamente que trato de no consumir harinas. Pescado, pollo, carne dos o tres veces por semana cada uno, verduras, todo lo que tenga algún tipo de nutriente y una o dos veces por semana voy a comer afuera, pero evito lo frito y las harinas. Lo demás, tengo como un abanico de posibilidades para comer, tampoco ahí soy demasiado exigente.

 

>> SOS MUY BUEN PERIODISTA ¿CÓMO LOGRAS EL EQUILIBRIO SIN QUE TE TIRE ALGUNA CAMISETA?

Diego Latorre: Creo que la labor de comunicador exige responsabilidad y no concibo hacerlo de otra manera. Primero que no siento pasión, a medida que fui jugando al fútbol en diferentes clubes fui perdiendo ese apego, esa pasión por algún club, de hecho no la tuve mucho. Cuando era chico era hincha de Ferro, pero cuando ingrese a Boca a los 13,14 años y después me fui a Racing, México, Europa, fui perdiendo ese fanatismo, me hice hincha del lugar donde estaba, en el mejor de los casos, porque a veces las experiencias te van acercando o alejando de las personas, porque en definitiva los clubes no son infraestructuras vacías, sino que tienen vida y la vidas están determinadas por las personas y de acuerdo a las experiencias que uno va teniendo, también se va ligando afectivamente o no, con las personas y con los clubes. Tenemos que tratar de comunicar con coherencia, con libertad, con responsabilidad y el sentimiento hacia el juego, hacia el fútbol. Pero, que no esté vinculado con amiguismos, con intereses que no tienen que ver con el simple hecho de comunicar libremente y con responsabilidad.

 

>> SOS EL ÚNICO EX JUGADOR QUE PUDO TRASCENDER COMO COMENTARISTA DE - PORTIVO. ¿ALGUNA VEZ TE IMAGINASTE QUE IBAS A PODER REINVENTARTE ASÍ? ¿TUVISTE DUDAS EN ALGÚN MOMENTO, DESPUÉS QUE TE RETIRASTE DEL FÚT - BOL, SOBRE CUÁL IBA A SER TU FUTURO?

Diego Latorre: Si, obviamente que cuan - do me retire tuve dudas, no sabía qué hacer, pensé en hacer cursos de entrenador. Se te viene un gran vacío, porque uno liga la personalidad a la profesión, entonces al hacer una actividad tan demandante requiere ciertos tiempos, cuidados y detalles. Uno es la popularidad, por ejemplo, entonces al llegar a esos niveles, la popularidad a veces es abrumadora y no te deja mucho espacio. A su vez te vas en - cerrando en un mundo de privaciones y perdes un poco el contacto con la realidad, entonces es obvio que todo eso impacta en la personalidad de cada uno. En la mía sí lo hizo y cuando terminé de jugar, no conocía mucho el mundo, tenía que salir a explorarlo, a vivir como un ciudadano común, a recuperar el tiempo perdido. La sensibilidad también, pero es una

especie de preservarse y estar seguro. Entonces no sabía qué hacer hasta que empecé, a través de un contacto, a trabajar en la televisión. Al principio, en unos programas de análisis y de fútbol mexicano, yo había jugado en México 4 años. Ya llevo 16, 17, como un comentarista, ya con una proyección y con cierta previsibilidad para el futuro, sabido que iba a hacer eso y punto y no tener que andar buscando. Yo creo que eso me dio también algunas garantías, empecé a armar mi vida alrededor de lo que hacía y a tener ciertos objetivos, especialmente el aprendizaje. Aprender a comunicar, amo verme en un mundo que era totalmente distinto al fútbol, si bien el punto de contacto es el fútbol, pero el universo de la comunicación es distinto. Tuve que adaptarme a otras normas, a otros compañeros y a entender qué es lo que necesitaba, qué es lo que se esperaba de mí y ahí actuar en consecuencia.

 

>> ¿ESTUDIASTE ALGO RELACIONADO AL

PERIODISMO O TUS ANÁLISIS DE FUTBOL SON, DE LO QUE APRENDISTE EN TU EXTENSA CARRERA?

Diego Latorre: No estudié periodismo, sí un poco de filosofía, leí y me trasformé en un lector constante, por recomendación de algunos periodistas que fui consultando, pero no, no estudié. Obviamente que al haber jugado, trato de transmitir mis experiencias y además tengo otro enfoque, no me interesa la periferia del fútbol, lo único que me interesa es que la gente pueda conocer más el juego, el deporte, cómo piensa un deportista.

 

>> ¿QUÉ RECUERDOS TENES DE HABER JUGADO CON MARADONA?

Diego Latorre: Tengo lo mejores recuerdos, fue un gran compañero, fue un orgullo haber jugado al lado del él, un honor. Yo lo agarré en la última etapa, en la etapa de la decadencia, es más, jugué el último partido de Maradona, que fue contra River, cuando anunció su retiro. En realidad nunca le creímos porque él seguía jugando y se arrepentía y volvía, pero ese día dijo adiós definitivo. Un gran compañero, muy solidario, muy consciente de lo que significaba ser jugador de fútbol, porque él surgió de los barrios humildes, entendía y siempre defendía, era un gran defensor de los derechos del jugador de fútbol. Un jugador fascinante, fabuloso, a pesar de que no estaba en plenitud, siempre dejaba destello de su gran calidad y me enseñó mucho sobre cómo se vive la idolatría, cómo se sufre, fue una gran escuela para todos nosotros.

>> EN GENERAL LOS COMENTARISTAS DESCRIBEN LO QUE VEN. VOS TENES UNA MIRADA DIFERENTE, EXPLICAS EL FÚTBOL DESDE UN TODO, DES DE OTRA MIRADA, Y CÓMO EL MOVIMIENTO DE UN JUGADOR AFECTA AL OTRO. ¿ESE ES TU SELLO?

Diego Latorre: Sí, yo creo que uno cuando juega a un deporte, colectivo e individual, hay un montón de factores a analizar, no solamente el táctico, estratégico, las condiciones específicas de un jugador para cumplir una función, o la intención de un equipo en cuanto a lo que un entrenador propone dentro de la cancha, sino también el factor humano, el factor psicológico por ejemplo, que es muy difícil de mensurar, de pesar, es un poco abstracto, pero que está permanentemente ligado a la competencia. La emoción es parte de la táctica, la emoción es parte de la estrategia, puede ser el jugador que ejecuta el jugador y sus circunstancias que no son siempre las mismas, porque en el fútbol no hay dos jugadas iguales, entonces el asunto es entender cómo van sucediendo las cosas, qué es lo que sucede con un equipo, lo que está pensando un jugador, qué es lo que está sintiendo, porqué ejecuta de esa manera, entonces ahí uno empieza a elaborar la ideas de acuerdo a lo que visualiza en la cancha. Ahí es donde puede haber un valor agregado de parte del tipo que vivió el futbol, porque después conceptos, conocimientos, me parece que eso puede estar al alcance de todos, no hay mucho rebusque. El secreto está en poder entender cómo se van desarrollando las cosas más allá de lo que se ve.

 

 >> EN TUS ANÁLISIS SIEMPRE RESALTAS QUE EL FUTBOL ES IMAGINACIÓN.

Diego Latorre: Yo creo que el fútbol es imaginación porque como dije antes, no hay dos o tres jugadas iguales, no hay un plano donde uno pueda agarrarse como para resolver una determinada jugada. Es una película que pasa en el acto y entonces ahí es donde la imaginación, la capacidad para resolver en poco tiempo, en poco espacio, con rivales que te quieren sacar la pelota, porque en el tenis la pelota la pasas al otro lado de la red, no te la quieren sacar, en el fútbol si, en la ley del despojo decía Panzeri, un viejo periodista de antes.

 

>> ¿QUÉ OPINAS SOBRE LA SELECCIÓN ARGENTINA?

Diego Latorre: La Selección argentina ha sufrido una desculturización muy grande, fueron muchos años de abandono, una exigencia brutal y una enfermedad por el éxito, que ha llevado a los jugadores a sufrir todo este proceso. Creo que ahora hay un recambio, después de una generación que ya casi se está retirando, puede ser el último mundial de Messi, de Agüero, y le está dando paso a una generación de buenos jugadores, pero creo yo que no tenemos el potencial de otros países lamentablemente, como años anteriores, como décadas anteriores. El futbolista argentino no surge hoy ni con la calidad, ni con la cantidad que lo hacía en otras décadas y creo que es un conjunto de cosas, pero fundamentalmente las prisas, que somos un país exportador y se forma a los chicos con ese apuro, llegan a primera y llegan antes, se van rápido, entonces es como una cadena de situaciones que conspiran contra el crecimiento del futbol argentino. Hoy hacemos un repaso rápidamente por los 10, 15 clubes principales del mundo en Europa y prácticamente hay uno o dos jugadores argentinos, o tres en la elite, no más. Mientras que otros países en este tiempo se han dedicado a formar a sus jugadores en base a la técnica, la imaginación, a la comprensión del juego, un fútbol con más posibilidades para el juego creativo.

 

>> ¿QUIÉN FUE EL JUGADOR MÁS INTERESANTE QUE SE CRUZÓ EN TU CARRERA COMO JUGADOR?

Diego Latorre: Jugué con varios, Maradona, Caniggia, Batistuta, Redondo, cuatro jugadores magníficos, sobresalientes, deslumbrantes, me quedaría con ellos. A Maradona lo agarre en el ocaso, con Batistuta crecimos juntos, somos de la misma generación, con Caniggia también lo agarré en la última etapa pero lo admiré mucho, jugué con él en la Selección argentina y con Redondo, de los cuatro fue el jugador que más me impresiono porque estaba pleno ejercicio de su función vital.

 

>> A LO LARGO DE TU CARRERA COMO PROFESIONAL TUVISTE MUCHOS TÉCNICOS, ¿QUIEN FUE EL QUE MÁS TE MARCÓ?

Diego Latorre: Tuve dos entrenadores que me han 19 marcado mucho, Tabarez, hoy entrenador de la Selección de Uruguay, que me agarró a los 20/21 años cuando recién estaba arrancando como futbolista y Ángel Capa, lo tuve en Racing, en Boca cuando era chico. Son los dos entrenadores que me han marcado porque me han enseñado, me han acompañado, me han agregado contenido y valor a mis condiciones. Eran formadores de la vida también. Personas que eran profesores, didácticos, pedagógicos en su manera de ser. Había mucho afecto, no era un liderazgo autoritario. Te trataban de inculcar ciertos valores que iban más allá de cualquier resultado deportivo. Te exigían desde el jugar, desde el hacer, no solo desde el resultado que es una consecuencia de lo bien hecho o de lo malo. No se dejaban engañar, buscaban el rendimiento y orientarte. Eran guías para jugar mejor y para vivir mejor porque nos trataban como jugadores de fútbol y no como seres humanos que jugaban al futbol. Entonces ellos nos acompañaron desde otro lugar y eso se agradece infinitamente porque el paso del entrenador puede ser muy fugaz pero hay enseñanzas y lecciones que quedan para toda la vida. Uno como entrenador, yo que ahora estudié la carrera, tiene que tratar de ver qué es lo que deja más allá del éxito o no. Uno está tratando con personas que tienen sus vidas, sus problemas y eso a veces impacta o no en el rendimiento pero considero que el entrenador es mucho más que un entrenador de fútbol.

 

 >>¿CÓMO VES EL FÚTBOL DE AHORA Y CÓMO CREES QUE SERÁ EN UN FUTURO?

Diego Latorre: Creo que se está jugando muy bien en Europa. El fútbol ha evolucionado a favor de la creatividad, de la técnica, de la búsqueda de un juego más desde atrás, más cohesionado, más armónico y el futbolista en ese sentido ha crecido mucho desde el saber jugar y a comprometerse con el juego. No es suficiente solamente optimizar lo que uno tiene que ya es mucho, sino también ampliar su capacidad, hay otro tipo de exigencia, de búsqueda de los entrenadores de un jugador que se adapte a distintos roles, que dentro de la cancha intercambie posiciones. Es un fútbol más líquido, más dinámico y exige una participación en el juego más constante y variable. Ese es el fútbol que hoy se está jugando en Europa. Después, en la Argentina, hay algunos cambios favorables, ya que algunos entrenadores están promoviendo ese tipo de fútbol pero claro, no hay materia prima y de pronto las intenciones son en vano porque si bien el jugador está creciendo con estas ideas, no alcanza a ser todavía.

 

>> ¿CUAL ES TU MIRADA SOBRE EL FUTBOL FEMENINO?

Diego Latorre: Ha habido una evolución por suerte en el futbol femenino. Las chicas se han animado a jugar más y a participar más.

Me parece que la igualdad es derecho básico, lamentablemente tuvimos que llegar a estos tiempos para que esto cambie. Nuestras hijas y las chicas se tuvieron que animar a jugar y a hacerlo de forma natural sin ser miradas de manera extraña como si fuesen de otro mundo.

 

>> ¿CÓMO VES EL NIVEL QUE HAY EN LOS CAMPEONATOS DE FÚTBOL INTERCOUNTRY? ¿CREES QUE SE PODRÍA ARMAR UN SELEC - CIONADO Y COMPETIR EN AFA?

Diego Latorre: Creo que el nivel de intercountry es bueno, de hecho yo surgí de ahí pero evidentemente no alcanza para competir. Si hay dos o tres jugadores que juegan bien, en el mejor de los casos, pero la diferencia entre un jugador profesional o los jugadores de las divisiones inferiores de los clubes es abismal. No cualquiera puede ser jugador profesional y hay diferencias ostensibles entre unos y otros. Me parece genial la liga inter - country, de hecho yo surgí de ahí, insisto, pero no llega ni a un mínimo e indispensable para competir en los campeonatos profesionales.

 

>> ¿QUÉ CONSEJO LE DARÍAS A LOS CHICOS QUE VIVEN EN COUNTRIES O BARRIOS CERRADOS Y SUEÑAN CON SER UNA FIGURA COMO VOS?

Diego Latorre: Primero ver si aman el fútbol, si lo adoran o si es lo que se desprende del fútbol como la fama, el dinero y el éxito. Yo no tuve necesidades, pero si adoraba el fútbol, había una pelota y salía corriendo. Eso es lo primero que hay que descubrir y averiguar. Después si este paso fundamental se da, que se entrenen, que sigan su pasión que es el fútbol y que busquen la posibilidad de conectar con algún club y seguir la carrera que eso requiere de muchas cosas como mucha constancia, mucho carácter y el día a día, fundamentalmente, porque si bien el fútbol es una sociedad miniatura, no te abren la puerta ni te ponen una alfombra. Nos encontramos con otro mundo, con chicos de otra clase social que verdaderamente tienen urgencias y que la han pasado realmente mal pero

encuentran en el fútbol un lugar no solo de expresión artística sino también donde pueden conseguir una satisfacción económica. Hay que estar dispuesto a entrenar todos los días, a mejorar y a padecer pequeños momentos que en la vida son menos duro, miles de situaciones así. Yo les aconsejo eso, que insistan, que luchen, que escuchen verdaderamente a sus sentimientos y que si sienten pasión, que el den para adelante con todo lo que eso implica pero con el sueño de la gloria. Siempre yo me tracé como meta gritar el gol con cancha llena, esa era mi zanahoria, mi guía. Ojalá que si lo sienten lo pue - dan lograr como lo logré yo.

 

AGRADECEMOS A DIEGO LATORRE, POR SU CORDIALIDAD Y BRINDARNOS ESTA NOTA EXCLUSIVA

PARA HARAS DEL PILAR MAGAZINE.

 

 

 

 

 

 

.