HOMESCHOOLING

CAMBIOS EN LOS COLEGIOS Y EN LAS CASAS.

TEXTO PILARÁ MAGAZINE

Entrevistamos a Nicolás Manzitti miembro de la Dirección General del colegio St Catherine’s Moorlands. Él nos hizo una síntesis de la experiencia del colegio y nos mostró su plan de Continuidad Pedagógica durante el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO)

¿CÓMO CONTINÚAN LOS PLANES DE APERTURA DE LA SEDE PILARÁ?

Nuestra intención y compromiso es abrir a comienzos del año que viene. Lamentablemente, debido a la pandemia las oficinas gubernamentales que emiten la habilitaciones están cerradas, por lo que estamos a la espera de su regreso a actividades para tener certezas sobre la apertura.

¿CÓMO FUE SU EXPERIENCIA PARA ADAPTARSE A LA EDUCACIÓN A DISTANCIA?

Ante la posibilidad de la cuarentena, cuando empezaron las clases, comenzamos a trabajar con los equipos directivos para capacitar a los docentes en el uso de una plataforma que nos permitiera dar continuidad a la propuesta pedagógica institucional. Esta anticipación nos permitió responder con rapidez a la suspensión de clases presenciales. Nuestro objetivo en ese momento fue adecuar la lógica presencial a la virtual. Esta primer etapa se caracterizó por la celeridad en la adaptación y construcción de los espacios pedagógicos digitalizados. La respuesta de los docentes fue de mucho compromiso e iniciativa para aprender a utilizar esta plataforma como también otros recursos tecnológicos.Luego tuvimos que resignificar lineamientos pedagógicos institucionales en este contexto, armar los protocolos y comunicar la forma de trabajo a las familias.
Hoy nos parece que pasó un siglo de ese momento no sólo por las herramientas que hemos incorporado sino los aprendizajes adquiridos de toda esta experiencia.

¿CUÁLES SON ESOS APRENDIZAJES Y QUÉ OTROS DESAFÍOS TUVIERON QUE AFRONTAR EN ESTE CONTEXTO?

Pasar del contacto físico, la mirada contenedora, el encuentro presencial y todo lo que implica la educación en el colegio a una modalidad donde tuvimos que reconstruir el aula en las casas de cada alumno, requiere un trabajo de mucha contención, acompañamiento y formación. Uno de nuestros mayores desafíos al principio fue Nivel Inicial debido a las edades de los chicos y características de este nivel. El valor principal de la modalidad presencial a esta edad es el encuentro con el otro a través del juego y creación de escenarios de aprendizaje bilingüe que fomentan el desarrollo de habilidades sociales, cognitivas y emocionales. Todo esto se interrumpió de un día para otro y nos vimos obligados a repensar la construcción de esos vínculos en una edad donde la pantalla no es lo más recomendable. Encima se dio justo en plena etapa de inicio escolar donde lo vincular es clave.

“VAMOS DÍA A DÍA, ACOMODÁNDONOS, Y SIN PRESIONAR EN COSAS QUE EN OTRO MOMENTO HUBIÉSEMOS SIDO MÁS EXIGENTES”

¿CÓMO SE ORGANIZARON Y QUÉ ESTRATEGIAS UTILIZARON PARA AFRONTAR ESOS DESAFÍOS CON ESE NIVEL?

Si bien no fue fácil, la clave ha sido el trabajo en equipo integrando los recursos humanos que cuenta el colegio en un mismo propósito: pensar juntos una propuesta vincular y trabajar uniendo capacidades y esfuerzos de cada uno. En este sentido, la virtualidad ha sido una oportunidad para trabajar con muchas personas en un mismo tiempo pero diferente lugar, ya que la distancia deja de ser un obstáculo.El equipo directivo y docente ha demostrado su profesionalismo y gran compromiso humano con cada familia. La comunicación fue clave como también la creación de escenarios de aprendizaje que pusieran el foco en lo vincular, utilizando el contenido como excusa para el desarrollo de la autonomía y competencias comunicativas.A nivel institucional también hemos creado equipos de acompañamiento ya sea en lo emocional y pedagógico como en capacitación tecnológica.

TENIENDO PRESENTE QUE COMO COLEGIO YA VENÍAN TRABAJANDO EN ESA TRANSFORMACIÓN PEDAGÓGICA, ¿EN QUÉ SENTIDO INFLUYÓ EL AISLAMIENTO SOCIAL PREVENTIVO OBLIGATORIO(ASPO)?

Creo que este contexto aceleró los procesos de capacita- ción digital que necesitábamos para cambiar la forma de enseñar y aprender. Nos demostró la importancia del desa- rrollo de la flexibilidad, el trabajo colaborativo y la adaptación a un mundo en permanente cambio.
Pero este aislamiento nos enseña también que el cambio profundo no es tecnológico sino pedagógico. La forma como usemos esa tecnología para el desarrollo de los valores y habilidades necesarias para este contexto de cambio constante, es la verdadera transformación que aspiramos como colegio. Y en ese camino estamos.